El Día que Hablé con Phil Collins

Hoy viernes 9 y mañana sábado 10 de marzo, Phil Collins, compositor, cantante y baterista británico se presenta en el Palacio de los Deportes, un inmueble que no desconoce ya que en mayo de 1994 trajo su Both Sides World Tour, a la Ciudad de México, durante cuatro fechas seguidas, incluyendo otra en el Teatro Fundidora de Monterrey. Este fue el programa oficial de aquella gira porque el escenario era una especie de deshuesadero industrial o algo así:

both sides

Un día después del primer concierto, me pidieron hacer una entrevista con él para la revista Rock & Pop por lo que me dirigí a su hotel acompañado de Fernando Aceves quien era el fotógrafo oficial de la publicación. Nos dirigimos a un salón privado en cuya entrada nos detuvo una mujer joven vestida de negro que se identificó como la tour manager de Collins y dijo que no dejaría entrar a Fernando porque no quería que se tomaran fotos de la entrevista. A pesar de que la revista era propiedad de OCESA, empresa que traía al artista, no hubo poder humano que la hiciera cambiar de opinión, por lo que ingresé a un espacio rectangular en cuyo extremo más lejano de la puerta estaba sentado Phil Collins.

Supuse que si la tour manager era así de pesada, el artista iba a ser peor. Decidido a tener ua mala experiencia me acerqué lentamente, mientras Collins se levantaba rápidamente del sillón y se dirigía a mí como la mano extendida para saludarme. Después del apretón de manos, me invitó a sentarme y, para romper el hielo le dije: “Ayer fui a tu primer concierto y me gustó mucho, me pareció un gran espectáculo”. Haciendo cara de sorpresa me dijo: “¿De verdad te gustó el concierto? ¡Eres el primer periodista que me ha dicho eso!

Pensé de inmediato que bromeaba sin embargo, tiempo después me enteraría que su relación con la prensa no ha sido muy amigable y que muchos periodistas lo critican y les cae mal. No obstante, en aquel momento sorprendió no sólo su amabilidad sino su estatura. Debe medir como 1.74 más zapatos con tacón casi 1.78 mts a pesar de que uno lo considera chaparro, quizá porque siempre lo vemos al lado de Mike Rutherford que es un gigantón de 1.91 de estatura.

Sorprendido por su amabilidad empezamos la entrevista y en aquella época Collins estaba planeando escribir un guion de una obra para niños de ositos, llamada Three Bears, por lo que le pregunté al respecto y fue como si le preguntara por sus hijos estuvo feliz contando que le gustaba escribir, que quería diversificarse y hacer varias cosas diferentes. Y bien que lo hizo, Ha publicado varios libros incluyendo uno sobre dietas y como bajar de peso y se llama  4-18-Life Weight Loss Program.

Le pregunté sobre lo que se decía en el sentido de que Genesis cambió su estilo musical influido por él cuando tomó el papel de cantante sustituyendo a Peter Gabriel, a lo que respondió: “Si conocieras a Tony Banks y a MIke Rutherford de que eso es imposible. Tony es un tipo de un carácter muy fuerte que jamás se deja empujar hacia alguna dirección si no quiere. Yo doy una idea, él hace lo mismo y la devuelvo con mis aportaciones, a las que serán añadidas las de MIke y así sucesivamente”.

Sobre si le molestaba que los críticos minimizaran su trabajo, comentó que para él Pop es popular pero que le gustaban diferentes estilos como el Motown y que había utilizado en varias ocasiones arreglos de metales como los de Earth Wind and Fire y añadió: “Los críticos tienden a despreciarme debido a los éxitos, pero cuando me paro ante 20 mil personas y ellas dicen que mi trabajo les gusta, no importa que dos mil digan, no es lo que esperaba”.

Después de varias otras preguntas la entrevista terminó con el mismo apretón de manos inicial y sin fotografías que atestiguaran el encuentro. Esta es una de las canciones que interpretó en el lejano 1994 en México

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *