The Joshua Tree, la obra maestra de U2

the joshua tree portadaLa aparición del Álbum  The Joshua Tree en el mercado, fue el detonador de la fama mundial de U2. La banda irlandesa había estado llamando la atención desde Boy (1980), su debut discográfico y tomó más impulso con War (1983), merced a la enorme exposición de sus videos en MTV. Para cuando The Unforgettable Fire (1984) vio la luz, las condiciones estaban dadas para que el grupo ofreciera una declaración musical definitiva, contundente, que estallara en todo el orbe.

Eso ocurrió con The Joshua Tree. El á¡lbum llegó al No. 1 de las listas de Estados Unidos, lo mismo que los dos primeros sencillos extraídos del disco: With or Without You y I Still Haven´t Found What I´m Looking For. Al final de 1987, U2 era la banda más grande del mundo.

LOS INCIOS

Una vez terminada la gira de apoyo de The Unforgettable Fire, a principios de 1986, los músicos se metieron a grabar en una casa en Dublí­n con los productores Brian Eno y Daniel Lanois quienes hicieran lo propio en el álbum anterior.

The Joshua Tree se inspiró en la obsesión de la banda con Estados Unidos, paí­s con el que se habí­an ido familiarizando en cada una de sus giras. De esta manera descubrieron poco a poco, algunos de sus lados más luminosos y también los oscuros. La idea fue capturar los vastos paisajes de esa nación a través de la música. Incluso, en un principio, el disco se iba  a llamar The Two Americas, reflejando la visión del grupo. La famosa foto de portada, tomada en el desierto de California, resume, en cierta forma el contenido del disco.

EL PROCESO

U2 proyectaba tener el disco en las tiendas a finales de 1986 pero eso no sucedió. La grabación continuó a lo largo del año, con Lanois trabajando con la banda por un par de semanas a la vez y luego, Eno igualmente. Hubo jam sessions (o palomazos) compusieron mientras grababan y la mayoría de las canciones fueron tomas en vivo.

En un momento dado, el cuarteto se tomó un descanso para unirse a la gira de Amnistí­a Internacional al lado de Sting, Lou Reed y Peter Gabriel. Estos conciertos altruistas beneficiaron al grupo ya que ahora tení­an canciones como para llenar un álbum doble, idea que se consideró brevemente, pero que fue descartada y sólo quedaron 11 cortes para la edición final.

THE JOSHUA TREE

Había de todo en el disco: canciones tristes, desoladas, que hablaban de corazones rotos, pero también edificantes, espirituales y esperanzadoras. El aumento del activismo de la banda y la muerte de un amigo cercano, fueron elementos fundamentales que dieron forma a los temas.

Un año después, el álbum -luego de algunos cambios de ubicación y la revisión de un puñado de canciones al fin estaba terminado. The Joshua Tree llevó a U2 a un nuevo nivel. Desde la introducción atmosférica y la guitarra de Edge en “Where the Streets Have No Name”, que abre el álbum, hasta el lúgubre zumbido de Mothers of the Disappeared”, que cierra el disco, el LP se desglosa ante nuestros oí­dos como algo que se convertiría en un clásico.

REPERCUSIONES

El impacto de The Joshua Tree en la escena del rock fue impresionante. El álbum se convirtió en número uno en listas de todo el mundo. Fue el primer disco que se estrenó en tres formatos (LP, CD y cassette) el mismo dí­a. Ganó un Grammy como Álbum del Año y sus canciones están entre las mas apreciadas en la larga carrera de U2: Where the Streets Have No Name,I Still Haven´t Found What I´m Looking For,With or Without You,Bullet the Blue Sky, In God´s Country.

La gira posterior hizo más grande a la banda irlandesa. Bono fue el nuevo icono del rock. El grupo se ubicó entre los artistas más fuertes y socialmente conscientes de la música. Y todo cambió para el cuarteto, incluyendo la forma en que se movieron hacia adelante: Achtung Baby (1991), su álbum de estudio, posterior a la gira y pelí­cula Rattle and Hum (1988)  fue una reinvención total de su sonido y estilo. Pero eso, como dijeran los clásicos, es otra historia. The Joshua Tree ha permanecido vigente para generaciones de fans a lo largo de tres décadas, erigiéndose como la obra maestra de U2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *