Se cumplen 46 años de la muerte de Janis Joplin

janis-dosDe todos los músicos de los años 60, ninguno encarnó mejor el espíritu tumultuoso y la naturaleza autodestructiva de esa época que  Janis Joplin. Ninguna blanca ha cantado el blues como ella y sobre el escenario se entregaba en cuerpo y alma al público. Vivió como una llamarada que iluminó el ámbito del rock con un brillo extremo y, del mismo modo se apagó demasiado rápido. Dejó un legado de tan sólo cuatro álbumes de estudio, y él último “Pearl”, no logró terminarlo, es por ello que ahí se incluye un corte instrumental.

El 3 de octubre de 1970, Janis estaba casi terminado de grabar su nuevo disco. Ella visitaría el Sunset Sound Studios en Los Ángeles para escuchar la pista instrumental para Buried Alive in the Blues, antes de que se pusiera la voz, programada para el día siguiente. Desafortunadamente ella nunca tendría la oportunidad de grabarla. Esa noche iría al Barney’s Beanery  en Santa Mónica Boulevard a tomar una copa o dos y luego volver a su habitación para conseguir otra subida de heroína. Se inyectó por pinchándose en la piel, que funciona más lento que inyectarse directamente en las venas. Una inyección normal envía el fármaco al cerebro en cuestión de minutos. Janis, bajó al vestíbulo para comprar un paquete de cigarrillos (Marlboro), saludar al recepcionista de noche, George Sandoz, solicitar cambio de un billete de cinco dólares y volver a su habitación. Temprano en el día, Janis ya había terminado un litro de tequila y tomado un par de Valiums. Por lo tanto, iba toda velocidad!

Lo que ocurrió después es pura  especulación e investigación, pero al parecer se quedó en ropa interior y camiseta en espera  de que el fármaco produjera su efecto. Cuando la heroína finalmente entró en vigor, al parecer ella quedó inconsciente cayendo al suelo y golpeando su cabeza en el buró. Su cuerpo se encontró unas 18 horas más tarde, boca abajo, entre el armario y la cama. La sangre seca del traumatismo tiñó su rostro. Se supo de varias muertes más por sobredosis de heroína en ese entorno, aparentemente porque el narcotraficante les vendió heroína demasiado pura como para que el cuerpo humano resistiera el efecto.

Esas fueron las supuestas circunstancias de la muerte de una de las más grandes cantantes no sólo del blues y el rock, sino de la historia de la música contemporánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *